Bobadas


12 JULIO 2009

Todos tenemos problemas, eso es más que indiscutible. Siempre he sido de la opinión de que el que no los tiene se los crea de algún modo. Con el tiempo me he dado cuenta de que no nos los creamos sino de que al no tener problemas nos centramos en un aspecto concreto que nos preocupa o nos angustia, nos obsesionamos o pensamos demasiado hasta que termina absorbiéndonos y convirtiéndose, por tanto, en un problema. La más nimia de las sandeces puede llegar a convertirse en un problema.

A lo largo de mi vida he sido testigo de verdaderos problemas en casi cada una de las familias de personas que he conocido. He sido testigo de casos de alcoholismo, de divorcio, de abandono, de malos tratos. Casos de enfermedades de por vida, intentos de suicidio, autolesión, ninfomanía, adicción a Internet, muertes a edades muy tempranas, trastornos paranoides, casos de comedores compulsivos, ansiedad y, cómo no, de anorexia.

Prácticamente en cada familia existe algún caso. La pregunta que me hago aquí no es el por qué, pues durante los años que llevo escribiendo creo haber dejado muy claro la necesidad de toda persona humana de aferrarse a algo para enfrentarse a las emociones y los problemas cotidianos de la vida, de inhibirse de la realidad. La cuestión llega desde otro punto, desde el punto de vista de cada uno, de cómo cada persona valora distintamente cada uno de los casos, cómo cada persona asocia cada problema a un patrón, a una escala de “problemática”, cómo cada persona, siendo el mismo problema, les da diferente importancia.

¿El motivo? Las experiencias personales o, tal vez, simplemente, los prejuicios. Nos apiadamos de aquel chico tan joven cuyo corazón dejó de funcionar porque era demasiado grande para su diminuto cuerpo. Nos apiadamos de aquel otro porque sufrió malos tratos cuando era sólo un niño. Nos apiadamos de aquella madre que dejó dos hijos al no poder superar su batalla contra el cáncer.

Pero, ¿qué pasa con los que sufren de alcoholismo? ¿Con los drogadictos? ¿Con los que sufren alguna adicción? ¿Con los que sufren de TCA? Esos no nos producen ninguna lástima porque “ellos se lo han buscado”.

- “¿Y tú qué problema tienes?” – pregunta mi abuela.

No salgo de mi asombro ante tal pregunta. ¿Será posible que todavía alguien –más aún siendo de mi familia– pueda preguntarme cuál es mi problema?

- “Pues la comida.” – añado yo.
- “Pero eso ya lo tienes superado.” Se atreve a decir mi abuela como si fuera alo que nunca tuvo ninguna importancia.

Yo, incrédula aún ante la pregunta, y a punto ya de subirme por las paredes después del último comentario, añado, en un intento de hacer comprender a mi abuela:

- “Bueno, eso nunca se supera del todo.”

Mi abuela, para mayor asombro, dice:

- “Bobadas.”

Apenas puedo reaccionar. Ella sale en un alarido de la habitación como si aquella conversación nunca hubiera tenido lugar. En mi cabeza se repite la palabra “bobadas, bobadas, bobadas.”

Me pregunto si alguna vez le dio alguna importancia. Me pregunto si alguna vez alguien le dio alguna importancia y, por un momento, por un ínfimo instante, deseo volver a enfermar para demostrar al mundo que nunca ha sido ni fue ninguna bobada.

ANA

15 comentarios:

ANNIE SOFHIA dijo...

Es muy cierto lo que dices!!
X años sufri de anorexia, y auqnue como tu siempre digo que ana no nos deja del todo...en mi casa nunca vieron hasta donde podria llevar esta enfermedad a una persona...piensan que es simplemente una bobada que tu te veas al espejo de lado, de frente y digas lo gorda que te ves, auqnue el mundo piensa todo lo contrario...Es triste ver que para lo que uno es un infierno, para los demas es nada;
Muchsos Besos!
Buena Semana!

Silencio dijo...

Tia que te puedo decir, solo que se me quebro la garganta y una lagrima de asomo...

Eres la mejor!

| Ms.O | dijo...

Que estupides dices al final. Eso de querer mal a ti para probar que estas mal? No me parece nada inteligente, no deberia, siquiera, pasar por tu cabeza.

Qué importa lo que tu abuela piense? Es tu vida, si tu crees que estas mal, trabaja para mejorar eso carajo. No es necesario porbar NADA A NADIE.

Todos vemos desde puntos diferentes que se forman por lo que hemos vivido, por nuestras experiencias. Así como algunos se pueden compadecer por aquellos niños que una madre dejo por perder la batalla con el cancer, hay otros que pueden estar feliz por esa madre que al fin descansa de tanto mal tiempo que el cancer le hiso pasar.

Todo tiene otro color, otra forma delante de tus ojos. Todo tiene otro aroma y otro sonido en mi nariz y oidos.

Yam! dijo...

Hola Ana, soy de México y desde hace meses soy seguidora de tu blog, siempre leí y leí.. juzgaba, opinaba,, etc. pero todo lo dejaba en mi mente.
En esta ocasión no hablaré de mí, como suelen hacer todos los demás.. (yo también paso por eso, yo también me siento enferma, sé lo que sientes, etc.), creo que tienes ya suficientes problemas como para cargar con los de los demás, y si bien, podría interpretar en tus últimas entradas que lo superaste o que estás en el proceso de recuperación, no lo creo así.

Mucha gente piensa que lo tuyo no es enfermedad y llegan a burlarse, y sobre todo entre personas del mismo sexo, es decir, mujeres, de ellas provienen más los juicios, te dicen anoréxica en tus narices, que si pides algo light y no con más azúcar como ellas eres rara, que si solo comerás eso y no sus porciones, que por que te quejas tanto, al final terminas siendo la excluida.

Ok, digamos que terminas por dar tu brazo a torcer, quieres socializar, ser amiga de ellas y ellos otra vez, ondear la bandera blanca por un rato con tu familia, sí comes bien y te sientes feliz, te sientes plena por unos momentos, claro que en tu mente siempre estará una pequeña chispa de culpa pero la ignoras y tratas de llevar el paso de los demás, y cual es el resultado.. aumentas de peso, exacto!!
y sobre todo si estas en un lugar al que no perteneces, intercambio, vacaciones. etc.
al final la única afectada eres tú, olvidas la felicidad y quieres comenzar con todo de nuevo, regresar, estabilizarte, y como todos los que te rodean miran en ti a una persona recuperada olvidan, por que olvidar es muy fácil cuando solo fuiste participe del problema, cuando el problema no fue tuyo, y el punto al que quiero llegar es eso exactamente...
lo han olvidado, en su momento les preocupo, pero pasa el tiempo y no se dan cuenta de que tan serio fue, es y seguirá siendo, y que harás tú, darles una lección?, comenzar de nuevo?, demostrar que si aquella vez estabas enferma ahora puedes estar peor?, sé que pasa por tu mente, ya lo dijiste, pero creo que no es el camino y no necesito decirlo porque también lo sabes.
Eres una chica con gran potencial, utilízalo para hacer bien a los demás y no para dañarte a ti misma.
Estoy lejos y cerca a la vez, yo desde aquí veo tu vida como una novela en donde tú eres la protagonista, sigo cada capítulo, logras transmitir en cada escrito un sentimiento y emoción, no sé nunca que pasará en el siguiente pero desde aquí y como en todo programa, libro o película que contiene una historia, siempre queremos que el protagonista salga adelante, que tenga éxito, que sea triunfador.
...y es lo que deseo para tí, de todo corazón.
Demuestra cosas que revolucionen al mundo y no aquellas que causen un conflicto en tí.

Anónimo dijo...

Es increible, y frustrante, como una enfermedad tan poderosa como esta que muchos sufrimos y que consigue cambiar por completo no solo tu fisico sino tu personalidad, familia, amigos; que consigue hacerte perder la nocion real de uno mismo y del mundo y dejarte completamente sola es para muchos una tonteria y capricho. De ahi el miedo a pedir ayuda, porque en el fondo hay una parte de ti que esta llena de esa estupida idea: ' sera algo pasajero, que se ira disipando con la edad'
Por desgracia llevo dos años sufriendo en silencio este peso que cada vez se hace mas presente y tiene mas relevancia en mi vida, tengo 18 años y estoy perdiendo toda la ilusion de vivir. Es triste eh? Lo es. Tambien lo es ver como todo el mundo se empieza a cansar de ti y de tus cambios de humor, ya no gustas a la gente pero aun asi prefieres odiarles por no ser capaces de darse cuenta por ellos mismos de lo que te esta pasando, a la vez, prefieres asimilar que eres (o te has vuelto) insoportable en lugar de explicar lo que te pasa.
Sabes? Todavia no comprendo como pude caer en esto. Yo, con esa madurez y perfeccion con la que me definian y me definen... Madurez? Mira la madurez que estoy mostrando, incapaz de enfrentarme a esto, dejandome llevar por los deseos de la sociedad de conseguir la perfeccion. De hecho siento que soy una farsante, que no me merezco nada bueno, porque les estoy engañando, que no soy como ellos piensan; por eso a veces siento que ellos lo saben y fingen como yo no saberlo, y eso me asusta y me hace desconfiar de todo el mundo.
Pero no juzgues a tu abuela por no comprenderte, ponte en su lugar, es normal que no le quepa en la cabeza como alguien quiera hacerse tanto daño y pueda odiarse tanto; yo de hecho antes tampoco lo podria haber imaginado y tambien cai en el error de creer que era un estupido mundo de capricho y llamadas de atencion de niñas sin personalidad. Aparte nosotras fingimos estar bien demasiado bien eh?;)
Perdona que no de la cara de quien soy pero siento tanta verguenza de lo que me pasa...Desde aqui y con todo el cariño del mundo solo puedo desearte suerte en tu lucha, yo tambien la voy a necesitar jeje. Besos

*

Oruga dijo...

Me parece que tu abuela no alcanza a comprender lo que es la anorexia, como quiera que sea en la epoca de nuestras abuelas era una enfermedad casi inexistente o la confundian con algo mas, aparte como no presenta "sintomas muy visibles" a diferencia de el alcoholismo y la drogadiccion, no la concibe como un problema real.

Ademas la gente lo maneja como que es un problema de estetica solamente, o como que no te gusta cierto tipo de comida.

No creo que tu abuela no le diera importancia, mas bien no conoce sobre el tema, no te lo tomes muy a pecho, las abuelitas no siempre entienden que no todas las nefermedades se curan con pastillas.

Cuidate mucho hermosa, besos.

Malalua dijo...

Hola,

muy bellas y tristes palabras. Por supuesto que nunca fue una bobada. Te entiendo perfectamente. Siempre he sido para mi familia y amigos una persona luchadora y responsable, por lo que se les hacía imposible que yo tuviera algún "problema" con la comida.

Es como si a determinadas personas se las etiquetara de "invulnerables".

No sé, lo enfoco por ese lado. Es ahí donde no le dan importancia a tus "problemas", se hace como no existen. También es verdad que muchos lo hacen para no sufrir. Ellos creen que disimulando no ver, éstos desaparecen.

Me alegra mucho leer que estás mejor (te leo desde mucho tiempo). Yo tomé una decisión: hice como que nunca me importó que no le dieran la importancia que merecía. Total, yo sola salí de todo.

Un besazo y escribes de lujo.

Reno^614 dijo...

me gusta tu blog escribes con mucha cordura ,

besos

Lizzie dijo...

mi amooor
me rompe el corazón esoo
pero tienes toda la razón eso es la verdad, digo no lo que dice tu abuela, lo que dices tuu, que la gente se enternece ante otras situaciones, y a nosotros, pues que nos lleve la chingada...
en fin no se lo demuestres, no vale la pena, y no pienses que lo que has pasado fue en vano, detente un minuto y ve todo el montón de chicas que te escriben, te apoyan y te dan las gracias porque en serio que eres una inspiración, y no por el físico, sino por todo lo que has luchado para salvarte, las que te hemos seguido somos demasiadas y sin querer o queriendo nos has ayudado, ya si no a salir, al menos a reflexionar o a sentirnos comprendidas, todo eso vale la pena para alguien , y ese alguien es cada una de nosotras
en fin tu abuela no comprende porque no lo ha passado ni lo pasara, no le des importancia

besos linda

angie liss

DESEQUILIBRADA Y SIN LIMITES dijo...

A mi tambn me paso algo parecido con mi abuela.Ella qe siempre esta preocupada por chorradas,cuando me vio en los huesos no dijo nada solo qe estaba delgada.Mis padres y yo flipamos.En fin,asi son las abuelas xD
Por cierto me gusta tu blog.

xx

ALICE dijo...

Cordiales saludos Ana.

Anoche mi madre me hablaba sobre una feria del empleo, (soy recien egresada y tengo un mes sin empleo) me siento mal, mediocre por ser desempleada y ya envie Curriculo a varios portales de internet de empleo y nada, tengo 2 semanas haciendolo y mi madre se ve que le molesta en cierto modo aunque ella diga que no que jamas me echaria en cara que estoy desempleada pero me doy cuenta en ciertos comentarios que supuestamente la gente le hace como preguntar seguido de mi y que es lo que estoy haciendo ahora. Soy bipolar y maniaco-depresiva, tengo manias, insomnio, fobias, y actos compulsivos. Desde ante ayer comence a sentirme triste y es que con la bipolaridad no se sabe, de hecho no se sabe cuando te llega la tristeza, pero al menos yo si no me medico la paso muy mal. He peleado con mi madre porque la verdad la carrera que estudie no me gusta del todo y me pone mal el que no encuentro empleo, nose que hacer,pero sucede que yo no puedo decir lo que no me gusta o lo que me hace sentir mal porque entonces desiluciono a mi madre, como si ella fuese la unica que siente (porque durante este tiempo me han pasado muchas cosas no agradables por parte de la familia de mi madre) y dice ella que tiene todo eso acumulado, mucho sentimiento y que no lo supera, caray!! y entonces yo donde quedo, si a mi fue quien la corrieron de la casa de us hermana, me limitaban con la comida, rompian mi ropa, y su sobrino el hijo de otra hermana suya trato de abusar de mi. No pasa nada, yo no siento nada, no puedo decir nada porque entonces si expreso lo que siento desiluciono a mi madre.

olivitHo dijo...

No creo que tengas que demostrar a nadie que no es ninguna bobada, simplemente demostrarte a ti misma que "seria una bobada estupida" volver a cer en la enfermedad.

Saludos
eres una buena blogger

Anónimo dijo...

necesitas sentirte importante?

tania dijo...

Wow es lo mas acertado que has dicho
yo tambien me pregunto aun porque no pude ser niño
aunque la mayoria de las veces encuentro raznes para tratar de pensar que ser mujer es mejor
bueno quiero dejar mi blog aqui para que voten etc
www.thetaniaslife.blogspot.com

L.M. dijo...

Hola! Me siento increiblemente identificada con lo que contás.
Tengo tu misma edad y tuve los mismos problemas hace la misma cantidad de años.
Estas cosas no son bobadas, y lamentablemente nunca se superan, más allá del peso que tengamos hoy y de lo que digamos de la boca hacia afuera.
Creo que hay 2 clases de personas que nos entienden: los psicólogos, y los que pasaron por nuestra misma situación. El resto, olvidate! Jamás entenderán el horror de esos tiempos, la contradicción permanente entre la balanza y el espejo, entre lo que dice la gente y lo que nosotras vemos como una realidad.
En mi época, no tenia acceso a internet y poco y nada se sabia de la enfermedad, asi que...imagino que te habrá pasado como a mi, que el más preocupado por una resultaba ser el médico, y los demás, creían que eran tonterias que ya iban a pasar, por lo que el tratamiento casi ni habrá existido, y bueno, por algo será que años más tarde seguimos en la lucha. Crecimos, maduramos, nos hicimos mujeres, pero en el fondo, siempre vamos a ser esas niñas perdidas y angustiadas que fuimos en el pasado.
Escuestión de encontrar el eslabón perdido, adelgazando buscabamos "algo" sin saber que, cuando lo descubramos, y lo tengamos, quizás, recién ahi, podríamos decir que nos "curamos", pero mientras tanto, hay que prestarle atención a las recaídas, porque como sabemos, en una de esas puede ser fatal.