¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué?



03 ABRIL 2007



Mis padres se han ido de vacaciones y me he quedado en casa sola con el gandúl de mi hermano, que vive prácticamente encerrado en su habitación, de modo que tan sólo nos vemos una ó dos veces al día en las que, con suerte, nos dirigimos un par de palabras.

Se está genial sin nadie que te controle, sin nadie que te diga lo que tienes que hacer, sin nadie que te corriga o te reprima. Y, ojo, porque me llevo bastante bien con mis padres, considerando todos los problemas que ha habido en casa y la burda relación de mi familia. Pero se está muy bien sola. Te levantas a la hora que quieres, que, en mi caso, es la misma de siempre, las 8.30 de la mañana, porque tengo que aprovechar el día.

Pero me encanta el silencio. Levantarte por las mañanas y estar sola en casa. Aprecio enormemente la tranquilidad y la paz que se respira cuando estás sola en casa. No hay ninguna clase de ruido, excepto, de vez en cuando, la voz de mi hermano jugando al ordenador día y noche y, por supuesto, las teclas de mi ordenador que se suceden una tras otra al ritmo de una melodía de fondo que me acompaña cada vez que me siento a escribir delante de la pantalla del monitor.

La casa está limpia y no hay nadie que ensucie, que desordene, que deje cosas en cualquier rincón. Eso me inspira una tranquilidad y una calma dignas de alabar. Y comer sola. Eso es lo mejor de todo porque... ¿por qué tengo que comer? Sí, lo reconozco, apenas estoy comiendo estos días. Un poco de fruta, algo de ensalada o verdura y... mucho café y coca-cola ligth que combino con tabaco prácticamente las 17 ó 18 horas que estoy despierta.

Me siento tan bien... y a la vez tan mal... Hoy tenía la sensación de que me iba a caer en cualquier momento. Mi cuerpo me estaba gritando que necesitaba comer. Me encuentro cansada, mareada y tremendamente débil. Y, sin embargo, me siento tan bien. ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué no puedo comer? ¿Por qué no puedo sentirme igual de bien si como? No lo entiendo. Por muchos esfuerzos que hago por comer, por recuperarme, por salir de toda esta mierda, por mucho que lo intento, no soy capaz de sentirme bien si como una sola y puta galleta.

No lo entiendo. ¿Qué me pasa? ¿Por qué tengo que estar tan mal para poder sentirme bien? ¿Por qué tengo que estar a punto de desvanecer para sentir que lo he conseguido? ¿Que he conseguido qué? Si... no he conseguido nada. No he conseguido nada más que tirar por la borda todo mi esfuerzo. Seguramente, mucha gente pensará que si no como es porque no quiero. Sé que es difícil de entender, ni siquiera yo lo entiendo. Pero no es que no quiera, es que no puedo. Es como si algo dentro de mí, mucho más fuerte que yo, me obligase a no comer porque... en el fondo, todos queremos sentirnos bien, ¿no? Y ¿por qué solo tengo esta forma de sentirme bien? ¿Hasta cuándo? ¿Cuándo podré liberarme de mi esclavitud? ¿Cuándo podré sentirme bien, sólo bien, sin más, sin la necesidad de no comer, sin ninguna necesidad, sólo sentirme bien?

De momento, hoy, haya comido o no, me siento bien y, en este momento, por triste, duro y lamentable que parezca, eso es lo único que me importa. ¡Cuántas ganas tenía ya de sentirme bien!


ANA

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hace mucho tiempo que te leo, desde que empezaste en el space. Creo que sin haber llegado a los mismo límites que tu, comprendo perfectamente lo que escribes, me veo reflejada en todos tus escritos. Creo que si no pasas por ello, jamás entendarás esto, tienes toda la razón, no es querer comer, es poder comer. Pero el miedo me puede... espero que sigas con tu diario por mucho tiempo. Bsts.

Anónimo dijo...

Hola. Bueno yo no creo q pueda aconsejar muy bien, pero te puedo llegar a entender. No estoy en tu situacion pero es algo parecido y no me gusta se exclava d algo inexistente y que me esta perjudicando.
Me gustaria q te dieses cuenta q esos mareos no son buenos, q no te hacen ningun bien y q si no pones un remedio por tu parte vas a seguir a mas.
Se que no kieres ser exclava pero tienes q saber q la unika q se puede liberar d las cadenas eres tu, se ve q una parte d ti kiere y otra no, piensa en por qué.
Tienes q concienciarte de q no estas aciendo bien, de q te estas perjudicando y q comer es lo mejor para ti. La unika manera de kitarse esa obsesion es comiendo (ojo! sin pasarse, q yo se eso se un rato), comer poko, para recuperar fuerzas, energias, tu brillo en los ojos...tus ganas d vivir. Y poko a poko te daras cuenta de q ese fantasma q te perseguia esta lejos, y q tu as ganado.
Cuando te he leido, me e alegrado de leer q te sentias bien, pero me entristece a la vez pq se q no es cierto. Sabes q estas devil y no obstante sigues sin comer, y eso te pondra no debil, sino enferma.
Esta en tus manos, se q es facil decirlo (lo se, de verdad) pero solo tu puedes acerle frente. Piensa en lo q kieres acer cn tu vida, en cmo kieres acabar. Supongo q kerras ser feliz y rekuperar tu alegria, tu bienestar cntigo misma, y espero q me creas cndo te digo q ESTA EN TUS MANOS.
Un beso y esperando buenas noticias por tu parte.

mia dijo...

es la 1 bz qe leo tu blog y la brda ay muxas cosas qe t entiendo no estoy en los extremos pero llevo muxo tiempo cn esto ni se pq empze ni cmo solo se qe kiero djar esto pero no puedo va por tmporadas pero siemrep vuelb el malestar est... no estas sola muxa suert y muxo animo bsos

Gunner girl* dijo...

Hola, te encontré desde tu space de msn, pero ingrsé a este jiji.

Muy buena información, aún me falta mucho por leerte, lo haré.

Saludos!!!!

entren a mi blog, estrenando nueva dirección!!!!

http://1000pasionesdesvanecidas.blogspot.com/

brisa dijo...

es raro que para sentirnos bien interiormente, tengamos que estar mal físicamente. ¿quién nos entiende? no tiene ningún sentido, pero lamentablemente es así.

la gente que cree que no comés porque no querés está demasiado equivocada, no entienden nada de lo que es la anorexia.
no es que un día decís "no voy a comer" y empezas un ayuno, es como un bicho que se te mete adentro y te va impidiendo disfrutar de las cosas que antes hacías normalmente.
no es que nosotras elegimos no comer. es algo que se va dando hasta que estamos tan adentro que ya no lo podemos controlar, ya nos controla a nosotras.

pero bueno, tenés la casa sola, que suerte, aprovechala para hacer todo eso que cuando están tus padres no podés

besos, y fuerza

Anónimo dijo...

Perdonad, pero el "no comer " si se elige y esta dentro de nosotras. Si es un gusano q a entrado somos nosotras las encargadas de sacarlo y podemos, creo q no hay q perder la esperanza. ESTA EN NUESTRAS MANOS.
y si lo podemos controlar, lo q pasa que nos volvemos debiles y manejables pero seguimos siendo nosotras las dueñas d nuestro cuerpo. tenemos q recapacitar e intentar controlarnos. por q si no hay control...se acabo la vida.
un besote y todo mi apoyo

Cristina dijo...

Estoy empezando a hacer regimen, ¿porque? porque no hay dia que no me sienta mal con mi cuerpo ...se que todo esta en mi mente, pero lo peor de todo es que mi ansiedad me hace comer, y mi mente arrepentirme aun mas.. estoy llegando a un extremo peligroso. kizas ayudandome a mi te ayudes a ti misma.Te encontre por casualidad...

ojosdepapel dijo...

Es tu desicion, darle d comer a tu cuerpo algo saludable q no t suba d peso no todo l oq entra x tu boca t sube d peso, ten mucha fuerza t comprendo en l oq dices es tan extraño paras x estas cosas sentirnos bien, mal o peor q mal :S! sol osigue adelante x ti mismaaaa muchos besos!

monik dijo...

siii te entiendo..yo adoro estar sola en casa..cuando anhelo esos momentos de tranquilidad y paz...

Anónimo dijo...

Estimada semejante:

Me cuesta escribir, parece que los dedos se llenan de ideas, el boli tiene necesidad de moverse sin parar, pero las teclas no escriben... el boli no pinta.

Te leo y me veo tan reflejada como odiada. Mi dia a dia es asi, preguntas sin respuesta, descontrol frente al control. En uno de tus escritos señalas y remarcas la palabra CONTROL. Eso es, sentir control aunque solo sea de eso, solo eso. Lo mas extraño es que justamete eso, es el descontol. Tener el control del descontrol. Y como no, nuestra soledad, eso que yo ansio continuamente, pero me hunde. Vivan las contradicciones.

Es todo un honor leerte.

Besos

αвσυт α gιяℓ. dijo...

¡cuántas ganas tenía ya de sentirme bien!
¡Qué frase para más adecuada!
Cuántas veces he empezado una entrada en mi blog y la he ido leyendo y he visto como iba en picada, como mi vida.